Envío GRATUITO | Además suscríbete y recibe un 10% dto

Con qué frecuencia debes bañar a tu mascota


Cuando somos nuevos como responsables o padres de un perro, no sabemos muy bien determinar cada cuánto tiempo se debe bañar a nuestro perro.

En realidad, la frecuencia dependerá de varios factores.

Cuando bañar a nuestro perro

La frecuencia con la que una mascota necesita un baño varía según:

  • La raza
  • Tipo de pelo
  • Estilo de vida del perro

Bañar al perro según el tipo de pelo

El tipo de manto que tiene tu perro es un factor importante a considerar para determinar los periodos en el que el perro debe ser lavado.

Pelo corto

Sería fácil pensar que si el perro tiene pelo corto necesita menos frecuencia, pero no es tan sencillo como eso.
Algunas razas con poco pelo, como xoloitzcuintle, requieren ser bañados con más frecuencia que una raza con mayor volumen de perro, como retrievers. En algunas razas los baños pueden ser semanales.

Pelo largo

Es cierto que mientras más pelo tenga tu perro más trabajo será a la hora de bañarlo y seguro también necesitará más frecuencia de baño ya que es más susceptible a la suciedad.
Los perros con mantos de mediano a grande necesitan ser bañados cada cuatro o seis semanas, siempre y cuando el manto se mantenga cepillado y controlado.
Es importante saber que tu perro no puede pasar más de 6 semanas sin ser bañado.
Algunas razas con pelo muy largo y complicado, como los conocidos perros rastas, no necesitan tanta frecuencia. Estas razas, como el puli, no desarrollan el típico olor a perro y tienen cuidados diferentes.
 

Según su raza

Si tu perro tiene un pelaje grueso o de doble capa; perros labradores, siberianos, retrievers, debes prestar atención a sus temporadas de muda. Bañar en exceso a un perro con capa doble podría interrumpir el proceso de cambio natural del pelo removiendo el aceite que produce la cutícula.

Para evitar esto también es importante prestar atención en los productos que usamos a la hora de bañar a nuestro peludo.

Productos especiales para su tipo de pelo son convenientes para mantener la naturalidad del manto.

Una de las primeras cosas que debemos hacer antes de planificar el baño de nuestra mascotas es saber escoger el champú para tu perro. Esto es muy importante, sobre todo, si nuestro peludo es alérgico o tiene la piel sensible.

Bañar a tu perro no solo es por la salud y bienestar de la mascota, sino también para las demás personas con quien vive la mascota.

Algunos perros pueden causar alergias en las personas, debido a la caspa típica en los caninos. Se puede controlar esta situación con un baño rápido semanal y un baño profundo cada cuatro semanas. En este último baño, puedes aplicar todos los productos. Los baños semanales pueden ser solo para remover y mantener el control de la caspa.

 

Estilo de vida del perro

Estilo de vida Activo

Si tu perro y tú tienen un estilo de vida muy activo, lo más seguro es que, independientemente de su tipo de pelo, necesite más frecuencia para ser bañado.
Si tu perro es de pelo corto, te aconsejamos remover con una toalla húmeda la suciedad que recoge durante los paseos y aventuras. De esta manera podrás mantener a tu perro limpio sin necesidad de aumentar los baños.

Viven en exteriores

Los perros que viven en exteriores o que tienen más accesos al mar, ríos, terrenos fangosos, espacios abiertos, pueden necesitar más baños que los perros que viven en pisos o en interiores. Sin importar qué tipo de raza sea tu peludo, si tu perro tiene una vida llena de contacto con la naturaleza, es recomendable bañarlo semanalmente y hacer un baño profundo cada seis semanas.
Por supuesto, los perros que están jugando en los océanos, cazando en aguas fangosas o pastoreando ovejas todo el día pueden terminar necesitando más baños que los cachorros que pasan la mayor parte del tiempo en interiores, independientemente de la raza.

 

Mantener limpio a tu mascota

Bañar a tu perro con frecuencia es importante, pero mantenerlo limpio es lo que hará que realmente funcione todo el trabajo y tu peludo se sienta a gusto.

Una vez que has bañado a tu perro es importante continuar el cuidado y mantenimiento. Para ello te sugerimos:

  1. Cepillar semanalmente a tu perro para remover suciedad y pelos muertos.
  2. Hacer una revisión y control de parásitos como pulgas y garrapatas.
  3. Recortar las uñas y limpiar orejas al menos una vez cada cuatro o seis semanas.
  4. Si tu perro tiene el pelo largo, recorta los pelos que recogen suciedad como en las orejas, patas, cola, etc.