Cómo escoger el champú para tu perro


 

Antes de tomar la decisión de comprar el champú para tu compañero canino, debes considerar varios aspectos si quieres lo mejor para él. 

Escoger un champú de perro debe ser tan importante como cualquier producto que escoges para tu piel. El pelo del perro, y de cualquier amigo peludo, forma parte de todo su sistema nervioso y de protección natural. Cuidar el pelo de tu perro es una cuestión de salud y bienestar para tu mascota. 

Para bañar a nuestro peludo, no solo debemos tomar en cuenta los consejos para un baño adecuado, sino también comprar adecuadamente los productos de cuidado especial según sus necesidades, pelo, edad, raza, entre otras. 

Consejos para escoger el champú de tu perro

Edad de tu perro

Si tu amigo peludo ya ha pasado el año, se puede usar un champú para todas las edades. Pero si aún no ha cumplido el año se debe considerar usar un champú especial para cachorros.

Un champú para cachorros está diseñado para nutrir y cuidar un manto que está en desarrollo. La piel de un perrito menor a un año requiere de mayor cuidado, por ello  es importante bañar al cachorro con un champú especial y evitar irritaciones. 

Tipo de manto

Si por  algo se diferencian los perros, los unos de los otros, es por su tipo de pelo. El manto de los perros se diferencian por color, por forma y tamaño. Así como una persona de cabello rizado requiere un champú diferente que una persona con cabello liso, nuestros compañeros peludos también. 

  • Pelo corto: El pelo corto es más fácil de lavar y peinar, puedes escoger un champú que sea útil para cualquier tipo de pelo. Sin embargo, toma en cuenta el grosor del pelo del manto de tu perro. Si el pelo es delgado, necesitará más hidratación para mantenerlo fuerte y sano. Un champú que aporte volumen ayuda al pelaje de tu perro a retener más hidratación y protegerse 
  • Pelo largo y liso: Las mascotas con un manto liso y largo, bien sea perro o gato, requiere cuidado especial. Los perros como Galgo Afgano, Yorkshire, Collie, y otras razas, necesitan ser lavados, secados y peinados con más cuidado para mantener sano el manto. Los champús hidratantes son la mejor opción para bañar a mascotas con este tipo de pelo.
  • Pelo rizado: Los perros con pelo rizado, como el perro de agua, necesitan un mayor cuidado ya que el pelo tiende a enredarse con facilidad. Además, mantener el rizo natural de tu amigo canino requiere de mayor hidratación para evitar formar nudos en su manto. Para este tipo de razas es muy útil usar tratamientos que combinen champú y acondicionadores. Incluso también se pueden encontrar productos especiales para raza, como champú texturizador perros de agua, que es especial para esta raza de perro y aquellos que compartan el mismo manto de pelo duro. 

Tratamiento especial

Al comprar un champú para perros es importante saber si el pelaje o manto del animal está sano. Algunas mascotas caninas necesitan de un cuidado especial bien sea por su tipo de piel o el estado de su manto. 

Perros alérgicos o sensibles: Si tu perro tiene una piel sensible es importante escoger un champú hipoalergénico que sea formulado especialmente para perros con esta sensibilidad. Fijate que el champú sea con fórmula Zero

Perros con olor fuerte: Algunos perros, bien sea por alguna reacción, condiciones de salud o un abundante manto, pueden sufrir de mal olor. Se recomienda un champú con alto poder lavante o acudir con un profesional del área para un baño profundo y correcto. 

Perros con pelaje maltratado: considera usar otros productos como acondicionadores y mascarillas para el pelo de tu perro


Alternativas de champú de perro que (no) debes usar

 

Aunque no lo creas muchas personas consideran usar el champú regular para personas para perros. Esto no es recomendable, ya que el pH de la piel de los animales, en este caso de los perros, es diferente al de los humanos. 

Un champú para perros debe tener un pH controlado para su piel. Los perros tienen la piel más alcalina y por ello deben usar un champú especial que esté pensado para su piel, no solo se trata del pelo. El champú para personas perros debe tener un pH estabilizado a 7.4. Puedes verificarlo en la etiqueta del producto. 

Existen otras alternativas al champú común para perros como el champú sólido, champú en seco o productos que no necesitan aclarado. 

El champú sólido para perros es una opción de producto ecológico y sostenible, y que por su forma en barra nos permite aprovechar al máximo el producto, además de contribuir con el planeta. 

Existen otros productos, como acondicionadores y mascarillas que se pueden usar después del baño o en el cepillado y peinado rutinario del perro. 

Aunque existen champús en seco o productos que no requieren de un baño, es importante siempre bañar a nuestro perro regularmente. Los productos de este tipo sirven para limpiar superficialmente o cumplir una función directamente sobre la hebra del pelo, y para aplicar solo como mantenimiento del manto del perro. 

El agua siempre es el producto principal de cualquier limpieza, así que asegúrate de estar bañando a tu perro con la frecuencia necesaria.