Envío GRATUITO | Además suscríbete y recibe un 10% dto

Cómo cuidar el pelo largo y liso de tu mascota


Si estás aquí es porque tienes una mascota de pelo largo y liso y no estás tomando el control de la situación. Un perro o gato de pelo liso suele destacar entre la multitud, ya que es uno de los mantos más admirados por todos, siempre y cuando esté bien cuidado. 

Cuidar el pelo largo del perro puede requerir un poco más de dedicación, pero esto no significa que sea difícil o que nos quite demasiado tiempo mantenerlo. 

Si tienes un galgo afgano, maltés, shih tzu, terrier o gato angora, solo por nombrar algunos, puede que estés necesitando una mano para mantener el pelo largo de tu mascota y hacer que siempre Si sigues los siguientes consejos, verás lo fácil que puede ser cuidar el pelo liso de tu mascota y hacer que se vea fabuloso.

 

El cepillado correcto del pelo de tu mascota

El cepillado del perro y gato es la clave principal para mantener cuidado el manto de la mascota, sea cual sea su pelaje. Cepillar el pelo de tu peludo con regularidad, además de remover el pelo muerto, ayuda a estimular el crecimiento sano del nuevo pelo.

Este tipo de pelo suele enredarse con facilidad, por eso hay que detectar la formación de nudos cuando están pequeños para evitar que el enredo empeore. Vale la pena dedicar unos minutos cada cierto tiempo para salvar un manto maltratado. 

También debes considerar tener uno o varios cepillos para que te ayude hacer mejor el trabajo. Se recomienda usar un cepillo para retirar el pelo muerto, peinar y cepillar, y otro para desenredar. Los peines pequeños de metal son ideales para peinar en la cara, orejas y los nudos pequeños que se hayan formado.

El cepillado de un pelo siempre se debe hacer en dirección del crecimiento del pelo. Si el pelo de la mascota es abundante, se recomienda abrir en capas para remover bien el pelo muerto que se esconde en todo el manto y eliminar los pequeños nudos que se forman entre el pelaje del perro o gato.

Si tu mascota tiene un manto largo, lo más ideal es cepillar todos los días. Si tomas unos pocos minutos al día para cepillar a tu perro o gato con melena larga, mantendrás el pelo desenredado y siempre lucirá fantástico.

 

El champú y otros productos perfectos para tu peludo

Un pelo liso y largo necesita el mejor cuidado. Los productos que usamos para bañar o asear a nuestra mascota deben escogerse pensando en lo mejor para tu perro o gato. 

El manto liso se forma de un pelo muy delgado que tiende a quemarse y maltratarse con facilidad. La mejor manera de evitarlo es usando productos que aporten más hidratación al pelo del perro o gato. 

Asegúrate de usar un champú hidratante que le aporte fuerza al pelaje y además contribuya a un fácil peinado del pelo de tu compañero. 

Se recomienda no cepillar o secar el pelo largo de un perro o gato sin usar un desenredante. Al ser un pelo delgado puede quebrarse con facilidad si debemos desenredar durante el peinado. Por eso, incluye un hidratante extra, como acondicionador o mascarilla como parte del mantenimiento o recuperación del manto. 

La hora del Baño

Saber bañar a nuestra mascota es super importante para realizar una limpieza completa y buen cuidado en la piel y pelo de nuestro colega de cuatro patas. 

El baño del perro debe ser de arriba hacia abajo, dejando fluir el agua por su costado, de esta manera el pelo muerto y suciedad podrá caer de mejor manera. 

Aplica el champú correcto para el pelaje de tu perro o gato por zonas y  asegúrate de que esté todo cubierto y se haya hecho un buen lavado. En ocasiones, tu mascota puede necesitar hasta dos lavados. Retira el producto aclarando con suficiente agua. 

Entre los viajes al peluquero, es importante bañarse con regularidad. La suciedad y los escombros pueden sobrecargar el pelaje de su perro y crear enredos. Un champú para perros de alta calidad sin jabón dejará el pelaje de su perro limpio en todo momento. 

Retira el exceso de agua con una toalla seca, cubriendo a tu mascota y apretando levemente para que absorba toda el agua. Preferiblemente usar una toalla de microfibra para un pelo delicado como el pelo liso. 



El secado adecuado después del baño

 

Una vez que tu perro o gato ha terminado la ducha, es momento de secar el pelo de la mascota. 

Primero asegúrate de haber retirado la mayor cantidad de agua posible con una toalla. Luego, puedes dejar que tu perro se sacuda naturalmente.

Puedes secar a su perro con secador o dejar que se seque al aire. Pero asegúrate de secar con el cepillo correcto para esta etapa. Haz el secado cepillando el pelo de adelante hacia atrás , en dirección de la crecida del pelo. 

Evalúa hacer un secado profesional con groomer o peluquería cada cierto tiempo, especialmente si el pelo de tu mascota necesita de un tratamiento para recuperar su fuerza y brillo.  Un buen peluquero tiene técnicas especiales para limpiar el pelaje y resolver todos los problemas posibles con el cabello largo.

 

La visita a la peluquería

Si tu mejor amigo es un perro o gato de pelo largo, sabes que requieren un poco de cuidado adicional. Debes asegurarte de que el pelo largo no esté bloqueando su visión o que no esté causando algunos problemas a tu mascota.

Si dejas crecer mucho el pelo de tu perro o gato acumulará más suciedad y también es muy incómodo para el perro o gato al hacer sus necesidades. Tu mascota te agradecerá recortar de vez en cuando parte del pelo, sobre todo en las zonas de las patas, cara y alrededor de la cola.

Lo mejor es acudir a un profesional de peluquería animal para hacer el corte de pelo de tu mascota. Sin embargo, si quieres hacerlo por tu cuenta, te recomendamos solo rebajar un poco las puntas y en las áreas necesarias para no arruinar la forma y crecimiento natural del manto.