Cómo ahorrar agua al bañar a tu mascota


Ya no vamos a decirte las razones por las que debemos ahorrar agua en todo momento. Resumen, hay que salvar al planeta. 


A veces no nos damos cuenta de la manera en la que realmente usamos el agua. En realidad, usamos mucha más agua de la que necesitamos y no nos damos cuenta cuándo esto ocurre. 


Existen pequeñas maneras que dan grandes resultados al momento de ahorrar agua. Una de ellas en el momento de bañar a nuestra mascota. Por eso, decidimos hacer una guía con consejos que te ayuden a ser más consciente a la hora de bañar a tu peludo y empieces a encender tu modo ahorrativo. 


¡Cerrar el grifo! 

Aunque no lo creas, a muchos se les olvida cerrar el grifo. Y el grifo es el principal escape de agua. Para que saques cuenta, por cada 10 segundos que permanezca un grifo se desperdicia hasta 1 litro de agua. 

Procura cerrar el grifo cada vez que no estés mojando a tu perro. Intenta usar el sonido del agua como un mecanismo de recordatorio. 

Usa un cubo

A veces los perros tienen miedo al agua, uno de los consejos para bañar a un perro que no le gusta el agua, es reemplazar el grifo por usar cubos o tazas para incorpora el agua poco a poco. Esto también ayuda a ahorrar agua. 

Una de las maneras es llenar cubos de agua, mojar suavemente al perro añadiendo agua con un cuenco y retirar el champú de la misma manera. producto y aclarar lo suficiente con el resto de agua.  

Usa productos ecológicos

Los champús sólidos son una gran alternativa para ahorrar agua. No solo que su fabricación es mucho más sostenible, ya que el desperdicio es casi cero, por lo menos en el caso de Champú sólido de Petuxe, sino también que al ser en barra, se aplicará la cantidad exacta que tu perro necesita sin añadir más que luego necesitarás más agua para retirar. 


Usa toallas húmedas

En algunos casos, se puede emplear el uso de una toalla húmeda para limpiar al perro superficialmente sin tener que acudir a un baño, especialmente si tu perro es de pelo corto. 

Humedece una toalla y limpia a tu perro en las zonas necesarias. Puedes también añadir un cepillado extra para mejorar la limpieza y cuidado del perro. Recuerda que esto no reemplaza el baño regular de tu mascota. 


¿Cada cuánto tiempo debo bañar a mi perro?


Reciclar el agua 

Si empleas algún cubo grande o bañera para bañar a tu perro, el agua que dejes para final, puede tener una segunda oportunidad. Puedes usarla para regar plantas, siempre y cuando los productos que uses sean orgánicos y respetables con el planeta. Es decir, que ninguno de sus agentes sea agresivo o tóxico. 


También puedes aplicar este mismo consejo para el agua que tu perro desecha de su bebedero. Cuando debas reemplazar el agua, intenta que esta agua pueda servir de alimento a alguna planta o tierra. 


Cada pequeña acción cuenta 


Emplea este pensamiento ecológico y ahorrativo en todas los aspectos de la vida de tu perro y la tuya. Aquí tienes otras ideas que puedes hacer con tu mascota para contribuir un poco a mejorar las condiciones de nuestro planeta. 


  • Usa material reciclable para crear juguetes. Por ejemplo, puedes usar papel para crear algunas bolas. 
  • Si compras pienso para alimentación de tu perro, procura comprar en mayor cantidad para así usar menos plástico en la compra. 
  • Usa bolsas compostables y biodegradables para recoger las heces de tu peludo. 

Tener un pensamiento ecológico debe abarcar cada aspecto de nuestras vidas. Y como las mascotas son una parte muy especial de la vida humana, es importante también aplicar este estilo de vida en nuestras mascotas.