Envío GRATUITO | Además suscríbete y recibe un 10% dto

Cómo bañar a un perro o gato con piel sensible


Algunos perros y gatos sufren de ciertas afecciones o problemas dermatológicos que afectan la sensibilidad de su piel.

Esta sensibilidad no solo es un problema para tu mascota sino también para nosotros, ya que debemos saber cómo tratarlo y que productos o champú utilizar a la hora de bañar a tu mascota con piel sensible o problemas dermatológicos.

Bañar o Lavar perro con piel sensible o dermatitis

¿Por qué mi mascota tiene la piel sensible?

Existen numerosas razones por las que un perro o un gato pueden presentar una piel sensible: 

  • Puede deberse a alergias
  • Parásitos
  • Llagas
  • Inconvenientes endocrinos

Algunas mascotas con afecciones que causan piel sensible experimentan peores síntomas cuando se encuentran en situaciones de estrés y ansiedad, por ejemplo, cuando lo vamos a bañar.

Algunas alergias pueden ser causadas por factores ambientales, productos de cosmética o detergentes y alimentos. Presta atención en lo que está consumiendo tu mascota, los sitios que frecuenta y la dieta que tiene, esto podría ayudar a mejorar sus reacciones alérgicas y detectar a tiempo lo que podría empeorar la condición.

¿Cómo bañar a un perro o gato con piel sensible?

Sabemos que tener una mascota propensa a las alergias o con afecciones en la piel puede ser difícil de sobrellevar, ya que todo puede parecer un riesgo, incluso bañarlos.

Lavar gatos con piel sensible

A veces algunas personas prefieren no bañar a su perro que presenta una piel sensible por temor a hacerle daño al perro. Sin embargo, no bañarlo puede hacer que la grasa, la piel muerta y el pelo acumulado, empeoren la afección.

Bañar a un perro o gato con piel sensible puede resultar una tarea compleja si no se utilizan el champú adecuado para su piel y técnicas adecuados para abordar las afecciones de la piel de su perro.

Qué hacer antes de bañar a una mascota alérgica con alta o piel sensible

  1. Lleva a tu perro al veterinario para revisar y saber cómo tratar esta afección. El médico sabrá decirte cuál es el posible origen de la alergia y solucionarlo.
  2. Descarta la existencia de parásitos, esto suele ser una de las causas más frecuentes. Recuerda hacer los exámenes y tratamientos correspondientes.
  3. Suspende los productos que estés usando y reemplaza por champús para mascotas hipoalergénicos y a base de productos naturales. Existen champús especiales para perros y gatos con piel sensible y problemas dermatológicos.

Consejos para bañar a tu perro o gato con piel sensible

Lo más probable es que una mascota que sufre de piel sensible o irritación de la piel, tenga temor de volver a bañarse. Esto originado por experiencias anteriores que le hagan recordar un episodio doloroso.

Una situación de estrés en el perro podría incluso empeorar la situación. Entonces, ¿qué hacer?

  1. Intenta tener paciencia y amor en todo el proceso del baño: antes, durante y después. Sigue los consejos de cómo bañar a un perro que no le gusta el agua, para mantener la situación bajo control.
  2. No uses agua fría ni caliente. Intenta que el agua esté a la misma temperatura que el exterior, es decir “al tiempo”.
  3. No uses un grifo. Intenta usar una bañera. Piensa que es un bebé muy delicado.
  4. No masajees fuertemente. Aplica el champú en tus manos, frota y haz caricias sobre tu perro.
  5. Seca con una toalla suave y no hagas movimientos bruscos. Solo arropa al perro con la toalla para absorber el exceso de agua. Deja que el mismo se sacuda y seque.

Asegúrate de identificar las afecciones y encontrar la raíz del problema con un especialista veterinario. El uso de los productos adecuados y la evaluación médica garantizará un mejoramiento en la afección de la piel.

Lleva un control y observa periódicamente la piel, esto te ayudará a detectar la formación de llagas o úlceras y así tratarlas a tiempo. Asimismo, mantente atento a tu perro, puede que quiera rascarse y haga un daño peor sobre la afección.

Para mantener a tu mascota limpia aplica toallas húmedas una vez cada 15 días y haz un cepillado delicado una vez a la semana. Esto ayudará a remover suciedad sin necesidad de que tu peludo pase por la ducha.

Bañar a un perro o gato puede ser una tarea titánica, en una mascota con alergia puede ser mucho peor.

No es fácil lidiar y lavar a un perro o gato con piel sensible o irritación en la piel, ya que hasta nuestros afectos podrían incluso herirlo. Es importante mantener la paciencia y el amor en todo momento.